Archivo de la categoría: Alumbrado exterior

Gestores energéticos en municipios

@cmdearcos
Grupo TIECs

Los gestores energéticos en las entidades locales tienen las mismas funciones que tendría en otros sectores como PYMES, industria, oficinas, comunidades de vecinos, etc.

Básicamente podríamos decir que la razón de ser de un gestor energético es conseguir ahorros en la factura energética. Pero como ya he dicho en algún artículo más quedarnos con esta simple definición puede llevar a la conclusión de que todo el mundo está capacitado para conseguirlo cosa que no es cierto. Lo que sí es cierto es que TODO el mundo (especialmente si tiene estudios superiores científico-técnicos) está capacitado para adquirir los conocimientos para ser un gestor energético.

Cuando hablamos de gestores energéticos a los ayuntamientos y dentro de la coyuntura de crisis que tenemos actualmente muchos municipios nos preguntan que si sus técnico pueden realizar este trabajo. La respuesta es siempre que y generalmente la conversación termina en ese punto ya que entendemos que es una excusa para indicarnos que no les interesa ahorrar en la factura energética.

Pero, ¿en realidad no les interesa ahorrar en la factura energética?. La verdad es que la respuesta no es sencilla y menos aún se debe generalizar. Mi conclusión es que sí quieren ahorrar en su factura energética, pero no quieren/pueden incurrir en más gastos presupuestarios y entienden que sus técnicos municipales pueden realizar ese trabajo.

Aunque con algunas excepciones, la mayoría de los ayuntamientos a los que hemos visitado y nos han preguntado si sus técnicos podrían hacer la gestión energética pasados algunos meses (incluso algún año) no han empezado a realizar medidas de eficiencia energética. Las razones de esta realidad estadística son muy amplias y diferentes en cada municipio.

Otro problema que nos encontramos es que generalmente no saben contestar a la siguiente pregunta: ¿Cuánto os gastáis en electricidad en todo el municipio? (no hablamos de gas natural, gasoil, diesel, pellets …). Salvo muy pocas excepciones, mi experiencia es que el ayuntamiento no conoce este dato, o mejor dicho, no lo maneja de forma habitual (consultando las facturas y los presupuestos municipales pueden sacar la cifra). Conociendo este dato podrían entender el potencial de ahorro que pueden conseguir y de esa forma valorar el coste que supone tener un gestor energético.

Los técnicos municipales como los arquitectos, los industriales y los “telecos” (en aquellos municipios que los tengan para inspeccionar las ICT y otros proyectos TIC) suelen estar muy especializados en los trabajos que realizan habitualmente y no todos estos profesionales (como los que trabajan en ingenierías o empresas de consultoría) son expertos en eficiencia energética (y menos aún en TIECs), aunque algunos si lo son. La incorporación de un gestor energético a este equipo de trabajo consigue unos resultados muy positivos como hemos podido comprobar en aquellos municipios donde existe un gestor energético.

¿Qué cosas haría el gestor energético en un municipio?. Entre otras:

  • Llevar la contabilidad energética del municipio. Saber dónde, cómo y cuándo se consume energía en las instalaciones municipales.
  • Realizar una auditoría energética del municipio. Mantenerla viva, junto con el resto de técnicos municipales, con las modificaciones en las instalaciones que se vayan realizando (alumbrado público, cambio de calderas, nuevas instalaciones, …).
  • Valorar las nuevas tecnologías. ¿El coche eléctrico puede ser una solución viable para el parque móvil municipal?.
  • Smart Cities.

Hace unos días leyendo la versión digital del diario cincodias me encontré con este link donde se puede ver la deuda de los ayuntamientos. Los gestores energéticos, ya sean externos o internos, pueden ayudar a minimizar esta deuda y realizar inversiones (trabajo para instaladores y construcción), aunque por desgracia no la eliminaran. Por ello es importante, que de una forma u otra, los responsables municipales valoren la incorporación de un gestor energético y no lo vean como un coste más si no como una fuente de ahorro de la factura energética.

@cmdearcos
Grupo TIECs

Auditorías enérgeticas alumbrado exterior

@cmdearcos
Grupo TIECs

Una auditoría energética por si sola NUNCA produce ahorros, pero detrás de los grandes ahorros en instalaciones consumidoras de energía hay una buena auditoría.

Actualmente el INEGA ha sacado una subvención para renovación de instalaciones de alumbrado exterior donde es obligatorio para optar a ellas que exista una auditoría de dichas instalaciones. Esta subvención está abierta hasta el 15 de abril. Podéis acceder a la documentación de la subvención a través de este link.

¿Qué es una auditoría energética del alumbrado exterior?. Para contestar a esta pregunta me voy a limitar a copiar lo que indica el Protocolo de Auditoría Energética de las Instalaciones de Alumbrado Público Exterior:

“Por auditoría energética entendemos el análisis de situación que nos permite conocer el modo de explotación, funcionamiento y prestaciones de unas instalaciones de alumbrado, el estado de sus componentes, sus consumos energéticos y sus correspondientes costes de explotación, con el objetivo de:

  • Mejorar la eficiencia y el ahorro energético de estas instalaciones.
  • Adecuar y adaptar estas instalaciones a la normativa vigente.
  • Limitar el resplandor luminoso y su contaminación lumínica.”

Después de tantos años en el mundo de la consultoría tecnológica sé que la mejora de la eficiencia de los procesos lleva aparejada un ahorro económico. La mejora de los procesos, en general, se puede realizar con una o ambas de las siguientes opciones:

  • Mejorando los usos. Una vez definido cual es el objetivo del proceso o de la instalación es necesario adecuar el uso a dicho objetivo.
    Si hablamos de los usos de una instalación de alumbrado exterior esta se debe de encender después del ocaso y apagarse antes del orto, proporcionando una cantidad de luz (luxes) que permita la correcta visualización (la normativa específica esta cantidad de luz en función del uso y tipo de la vía).
  • Sustitución de elementos menos eficientes por otros más eficientes. Si tenemos en casa una lavadora de clase C de 600 rpm. y la sustituimos por otra de clase A de 600 rpm, todos entendemos que la lavadora de clase A va a consumir menos que la de clase C.
    Pero si sustituimos la de clase C de 600 rpm por otra de clase A de 1200 rpm, ¿vamos a consumir menos energía eléctrica?. La primera respuesta es, hay que comprobar las especificaciones técnicas de las dos lavadores. Siendo la siguiente respuesta una pregunta: ¿Necesitas una lavadora de 1200 rpm?, ya que estamos en el punto anterior sobre los usos (¿Qué necesitas?).
    En el caso del alumbrado (exterior) tenemos que ver que tecnologías actuales dan más luz por la misma potencia (lm/W) y cuales duran más, ya que las lámparas (conocidas de forma genérica como bombillas) tienen una vida útil pequeña (entre 5 y 10 años) en comparación con la vida útil de la instalación (me he encontrado un número importante de instalaciones de más de 30 años) y por tanto el coste de reposición (lámparas y mano de obra) es un coste importante ha tener en cuenta en la auditoría.

Con estas dos opciones se cumple con el primer objetivo de la auditoría y en función del estado actual de la instalación y de sus usos el auditor propondrá las medidas oportunas (telegestión de la instalación, cambio de tipo y numero de luminarias, cambio de tecnología de lámparas, cambio de sistema de puesta en marcha de la instalación, etc.) para mejorar su eficiencia y con ello conseguir ahorro.

Es posible que para una de las modificaciones propuestas haya más de una alternativa, en cuyo caso el auditor debe consensuar con la propiedad de la instalación o con la empresa de servicios que la explote que solución es la idónea. Hay soluciones que producen más ahorro pero que son muchos más caras que otras por lo que toma importancia el parámetro Retorno de la inversión a la hora de tomar una decisión sobre que solución se va a implementar.

Un auditoría energética debe indicar si una instalación cumple o no con la normativa vigente.

¿Creéis que las siguientes fotografías de instalaciones cumplen con la normativa vigente?.

Cuadro 1
Cuadro 2
Luminaria 1
Luminaria 2

Alguna de las instalaciones de las fotografías anteriores si cumplen con la normativa aplicable a dicha instalación, pero porque no tiene obligación de cumplir la normativa vigente. Toda nueva normativa tiene un periodo de adaptación a la misma e indica que instalaciones tienen que cumplirla.

La mayoría de la reglamentación aplicable a instalaciones son normativas de seguridad industrial, cuyo objetivo es garantizar el bienestar de las personas y los bienes. En este sentido la reglamentación que debe cumplir una instalación de alumbrado exterior es el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión. Esta reglamentación es del 2002.

Desde hace algunos años la Unión Europea está sacando normativas de eficiencia energética que se deben trasponer a las normativas nacionales. En el caso de las instalaciones de alumbrado exterior la otra normativa que deben cumplir es el Reglamento de Eficiencia Energéticas de las instalaciones de Alumbrado Exterior. Esta reglamentación es del 2008.

Mi experiencia es que la mayoría de mis clientes ven las normativas como un obstáculo a salvar con el menor coste posible. Es importante cumplir la normativa, lo cual conlleva ahorros en la vida útil de la instalación (como dice mi madre lo barato sale caro). Ha habido ocasiones que al presentar el estado de un cuadro o de una instalación las personas que tienen que tomar las decisiones sobre las mejoras han dicho que aunque estas tengan riesgos para las personas nunca pasa nada. Cuando se me dan esos casos suelo sacar una presentación en Power Point con unos 10 casos (actualizados) para que se percaten de que los accidentes con el alumbrado público es más habitual de lo que parece.

No voy a hablar de ningún caso concreto para no estigmatizar a ningún municipio, pero os dejo este link de google para que podáis ver que hay números casos (algunos ya de 2013).

Además de estas dos normativas es importante cumplir con aquellas normativas municipales y autonómicas aplicable a las instalaciones.

La auditoría energética no puede ser un documento que se pone en una estantería y que a los dos o tres años está obsoleto. Una auditoría energética es una herramienta que permite ver la historia de la instalación, calcular y comprobar el ahorro, mejorar el mantenimiento de la instalación gracias al inventariado, etc.

Cuando la propiedad dispone de un gestor energético es esta empresa o profesional el que debe mantener actualizada esta información permitiendo a la propiedad tomar decisiones con la información actualizada y en el menor tiempo posible. Esto también produce ahorros (coste de oportunidad).

La evolución de la tecnología actualmente es muy rápida. Uno de los elementos que más ha evolucionado en los últimos años es la tecnología LED, con un aumento de la eficiencia acompañado con una reducción de costes. Aquí os dejo documentación del IDAE donde se indica que características mínimas debe tener las soluciones LED para alumbrado exterior.

Para maximizar los ahorros es necesario realizar una buena auditoria y contratar un profesional que mantenga actualizada dicha auditoría y que proponga nuevas mejoras según vaya evolucionando la tecnología.

En siguientes entradas ampliaremos información sobre la tecnología LED y sobre auditorías energéticas.

@cmdearcos
Grupo TIECs