Archivo de la categoría: Comunidades de vecinos

Potencial de ahorro en comunidades de vecinos

@cmdearcos
Grupo TIECs

 

A principios de año un amigo mío me comentaba que no pagaría por un estudio energético para su comunidad de vecinos, ya que entendía que aplicando la lógica y con un poco de voluntad podría reducir la factura energética (electricidad y gasoil). Le comenté que se equivocaba y que aplicar lógica y voluntad es aplicable a cualquier otro trabajo y que nadie (o casi nadie) es capaz de arreglar el coche en estos tiempos que corren y prefieren dejarlo en manos de un profesional. Aun así le deseé suerte y quedamos en analizar sus medidas 6 meses después para ver el ahorro.

No han pasado 6 meses y a mi amigo no le salen las cuentas y ha venido a pedirme ayuda. Las dos primeras medidas que ha realizado han sido erróneas y ya no ha realizado ninguna más. Los LED que puso en las zonas comunes ha creado problemas con el resto de vecinos (tenían una temperatura de color demasiado alta) y aproximadamente el 20% de las luminarias puestas han fallado, lo que ha supuesto una nueva inversión en luminarias. Cuando me dijo esto no pude evitar decirle, dentro de la confianza que nos une, RTFM (no voy a decir lo que significa, lo siento por el que no lo sepa) y le dije que leyera mi artículo sobre iluminación LED.

Luego me comento que había cambiado el contrato eléctrico y que no entendía por qué estaba pagando un 2% más de electricidad cuando había puesto iluminación LED. Cuando me dijo esto le pasé el siguiente link.

Después no pude evitar el decirle “te lo dije” y nos pusimos a solucionar el tema.

Hay mucha información por internet y mucha gente piensa que ser gestor energético es sencillo. Es cierto que dentro de las medidas que un gestor energético tiene a su disposición está la instalación de luminarias LED y el cambio de tarifa, pero la pregunta es qué tipo de luminaria y cuál es la mejor tarifa. Para contestar a estas preguntas, entre otras, están los gestores energéticos.

Los servicios de los gestores energéticos se han ajustado todo lo posible para poder adaptarse a la crisis, cobrando una gran parte de sus servicios con el ahorro producido.

Por otro lado, no podemos olvidar que el potencial de ahorro de las comunidades de vecinos, como la de mi amigo, es muy alto, comparable porcentualmente con el potencial de ahorro de las viviendas.

Con todo esto es de aplaudir medidas como las que han puesto en marcha las empresas ISTA y AICE con el acuerdo de colaboración al que han llegado para ofrecer servicios de eficiencia energética a las comunidades de vecinos. Para hacer cualquier medida de eficiencia energética hay que empezar con un estudio preliminar y estas empresas aseguran que el coste de dicho primer estudio es gratis para las comunidades de vecinos que son CLIENTESTAR.

Si alguno quiere hacer lo mismo que mi amigo aquí os dejo un manual de Fenercom para que podáis realizar medidas de ahorro en vuestra comunidad de vecinos. Mi consejo es que contactéis con un gestor energético, con ISTA o con AICE y empecéis a realizar medidas de ahorro poco a poco y en función de las posibilidades de la comunidad de vecinos.

Después de solucionar el tema de los LED y el de la tarifa eléctrica y adoptar otras medidas en una primera fase hemos conseguido un ahorro que, teniendo en cuenta los costes extras, va a tener un retorno de la inversión de menos de 20 meses … y si la electricidad y el gas sube (cosa ciertamente probable) el tiempo de retorno de la inversión se reducirá.

Como conclusión de este artículo haré la siguiente consideración. Generalmente percibo que los clientes se sienten contentos al decirles que tienen un potencial de ahorro alto, mientras que cuando este ahorro no es tan alto como esperaban no se muestran tan alegres. Cuando el porcentaje de ahorro es bajo es porque se han hecho las cosas bien hasta ese momento (consciente o inconscientemente) y no se ha tirado el dinero. Mi experiencia y la de otros muchos compañeros es que en las viviendas y, por ende, en las comunidades de vecinos (responsabilidad de todos) el potencial de ahorro es muy alto.

Cifras de ahorro cercanas al 20% en la factura energética son relativamente sencillas de conseguir con costes cercanos a 0. Aunque no podemos negar que hay comunidades que han hecho las cosas bien, desde el punto de vista energético.

Por último recordaros que hay ayudas para obras de rehabilitación de las comunidades de vecinos.

 

@cmdearcos
Grupo TIECs

¿Qué es el certificado energético?

@cmdearcos
Grupo TIECs

¿Qué es un certificado energético de un edificio existente?. Antes de contestar a esa pregunta voy a intentar explicar la diferencia entre lo que es calificación energética y lo que es la certificación energética.

Estos dos conceptos se desarrollan en los artículos 4 y 5 respectivamente del Procedimiento Básico para la Certificación de la Eficiencia Energética de los Edificios.

La calificación energética, como su nombre propio indica es una nota. Es una nota a la americana, es decir, no es numérica sino con letras. A sería una calificación muy buena y G la nota más baja.

Un certificado energético es algo más que una calificación. En el artículo 6 se especifica el contenido del mismo:

a) Identificación del edificio o de la parte del mismo que se certifica, incluyendo su referencia catastral.

b) Indicación del procedimiento reconocido al que se refiere el artículo 4 utilizado para obtener la calificación de eficiencia energética.

c) Indicación de la normativa sobre ahorro y eficiencia energética de aplicación en el momento de su construcción.

d) Descripción de las características energéticas del edificio: envolvente térmica, instalaciones térmicas y de iluminación, condiciones normales de funcionamiento y ocupación, condiciones de confort térmico, lumínico, calidad de aire interior y demás datos utilizados para obtener la calificación de eficiencia energética del edificio.

e) Calificación de eficiencia energética del edificio expresada mediante la etiqueta energética.

f) Para los edificios existentes, documento de recomendaciones para la mejora de los niveles óptimos o rentables de la eficiencia energética de un edificio o de una parte de este, a menos que no exista ningún potencial razonable para una mejora de esa índole en comparación con los requisitos de eficiencia energética vigentes. Las recomendaciones incluidas en el certificado de eficiencia energética abordarán:

i. Las medidas aplicadas en el marco de reformas importantes de la envolvente y de las instalaciones técnicas de un edificio, y

ii. Las medidas relativas a elementos de un edificio, independientemente de la realización de reformas importantes de la envolvente o de las instalaciones técnicas de un edificio.

Las recomendaciones incluidas en el certificado de eficiencia energética serán técnicamente viables y podrán incluir una estimación de los plazos de recuperación de la inversión o de la rentabilidad durante su ciclo de vida útil.

Contendrá información dirigida al propietario o arrendatario sobre dónde obtener información más detallada, incluida información sobre la relación coste-eficacia de las recomendaciones formuladas en el certificado. La evaluación de esa relación se efectuará sobre la base de una serie de criterios estándares, tales como la evaluación del ahorro energético, los precios subyacentes de la energía y una previsión de costes preliminar. Por otro lado, informará de las actuaciones que se hayan de emprender para llevar a la práctica las recomendaciones. Asimismo se podrá facilitar al propietario o arrendatario información sobre otros temas conexos, como auditorías energéticas o incentivos de carácter financiero o de otro tipo y posibilidad de financiación. Para ello se podrán aplicar los criterios correspondientes del Reglamento Delegado (UE) n.º 244/2012 de la Comisión, de 16 de enero de 2012 que permite calcular los niveles óptimos de rentabilidad de los requisitos mínimos de eficiencia energética de los edificios y de sus elementos.

g) Descripción de las pruebas y comprobaciones llevadas a cabo, en su caso, por el técnico competente durante la fase de calificación energética.

h) Cumplimiento de los requisitos medioambientales exigidos a las instalaciones térmicas.

Después de esta explicación es el momento de contestar la pregunta. Un certificado energético es en esencia una calificación (nos indica el estado del arte) y una propuesta de mejora. Se podría ver que es una pequeña auditoría energética, según lo define la norma UNE 216501:2009.

¿Todos los certificadores realizarían el mismo certificado para la misma casa?. En un primer vistazo al Real Decreto y teniendo en cuenta el artículo 3 donde se habla de los documentos reconocidos para la calificación energética la respuesta es que sí. Pero eso mismo ocurriría con las auditorías energéticas, cosa que en la práctica no ocurre.

El proceso de calificación a través de los documentos reconocidos será muy similar entre unos certificadores y otros, pero la diferencia realmente está en la propuesta de medidas de mejora. Es en esta segunda parte (el punto f) donde el certificado energético se convierte en una herramienta muy interesante para el ahorro económico.

La herramienta software que el ministerio de industria tiene reconocida para la calificación energética (CE3 y CE3X) dispone de un módulo para definir soluciones de mejora. Un buen certificador exprimirá esta herramienta al máximo y podrá aportar numerosas soluciones. Aquí os dejo un pantallazo del módulo.

 

El certificado energético no contempla la ineficiencia que se produce en el uso de las instalaciones y por tanto no tiene en cuenta soluciones como los repartidores de coste, equipos que han demostrado empíricamente que pueden ahorrar un 30% del consumo energético, pero que no mejoran las eficiencias de los sistemas (calderas, perdidas en condición, etc). Lo mismo ocurre con los gestores energéticos eléctricos que nos ayudan a eliminar los consumos fantasmas. Hay más soluciones de este tipo que se pueden incluir en un certificado, aunque no ayuden a mejorar la calificación energética. Las certificaciones que estoy realizando, como las auditorías para las comunidades de vecinos, recogen este tipo de soluciones para que los usuarios puedan minimizar sus gastos energéticos anuales.

¿Existen estimaciones de cuanto se puede ahorrar con un certificado energético?. Cada auditor/certificador manejará unas cifras diferentes en función de su propia experiencia, pero puedo afirmar sin riesgo a equivocarme que el 70% de los edificios certificados tendrán un ahorro posible entre un 10% y un 40%. Estos porcentajes traducidos en € a precio de la energía de 2012 estaría entre los 99 € y 880 € anuales. El mayor porcentaje de ahorro que he conseguido es de un 55% en una vivienda unifamiliar de lujo lo que supuso un ahorro de 2800 €, pero este caso estaría en el 30% que se queda fuera de la campana de Gauss.

Numerosas de las auditorías energéticas que he realizado, muchas de ellas subvencionadas con dinero público, han terminado en una estantería. Por desgracia esto es frustrante para el auditor, en este caso para mí. En los últimos años se están eliminando las subvenciones a las auditorias y solo se subvenciona modificaciones de instalaciones que tengan hechas las auditorías y se pueda demostrar a priori que hay una mejora. Es muy posible que al principio la mayoría de los certificados energéticos solo sean un documento útil para cumplir la legislación, pero poco a poco será una herramienta que los usuarios que compran o alquilan sabrán utilizar y valorar la información que tienen. A continuación os muestro un ejemplo simple de cómo podemos rentabilizar la información de un certificado.

Una pareja de 30 años se compra un piso donde se les propone una serie de medidas (que modifican la calificación o no) y que consiguen un ahorro el primer año de 310 €. ¿Cuánto ahorraran en los siguientes 30 años si la energía sube un 3% anual?

310 x 30 x (1,03)29 = 21.916,06 €.

Este cálculo simple también puede ayudar a comparar el consumo entre dos viviendas en las que el usuario este interesado y le sirva para tomar decisiones.

Para terminar solo quiero hacer una reflexión del cálculo anterior a modo de pregunta: ¿Cuántos creéis que el coste energético en los próximos 30 años va a subir SOLO un 3% anual?.

@cmdearcos
Grupo TIECs

Ayudas del 35% a las comunidades de vecinos

@cmdearcos
Grupo TIECs

 

Vínculo: Noticia

Las comunidades de vecinos y los dueños individuales de edificios podrán recibir subvenciones de hasta el 35% de las obras de rehabilitación para su conservación, mejora de la calidad y sostenibilidad, y para realizar los ajustes razonables de accesibilidad.

Así se establece en el Real Decreto 233/2013, de 5 de abril, por el que se regula el Plan Estatal de fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria, y la regeneración y renovación urbanas, para el periodo 2013-2016, que se encuentra en vigor desde el pasado día 11 de abril de 2013.

Además, de manera excepcional, las actuaciones para la mejora de la accesibilidad, y sólo en la partida correspondiente a la accesibilidad se permitirá llegar al 50%.

Para optar a estas subvenciones se exige que los edificios estuviesen finalizados antes de 1981; que, al menos, el 70% de su superficie construida sobre rasante tenga uso residencial de vivienda; y que, al menos el 70% de las viviendas sean el domicilio habitual de sus propietarios o arrendatarios.

De forma excepcional se admitirán en este programa edificios que, sin cumplir estas condiciones, presenten graves daños estructurales o de otro tipo, que lo justifiquen o tengan como destino el alquiler, durante, al menos diez años a contar desde la recepción de la ayuda.

@cmdearcos
Grupo TIECs

Ahorros en viviendas

@cmdearcos
Grupo TIECs

La pregunta que mucha gente me hace es ¿Cuánto puedo ahorrar en mi casa?. La respuesta no suele satisfacer a mi interlocutor: depende. El ahorro depende básicamente de cuanta energía se esté desaprovechando por dos motivos:

  • Mal uso de la energía, como por ejemplo dejar la luz encendida cuando no hay nadie en la habitación.
  • Equipos e instalaciones ineficientes.

Para hablar de datos genéricos es conveniente hablar de datos estadísticos. Por desgracia, solo tengo información sobre viviendas de lujo, donde he realizado numerosos proyectos de eficiencia energética.

Hay diferentes estudios que hablan sobre consumos de las viviendas y la posibilidad de ahorro. Aquí os dejo uno el cual voy a tomar de base para hablar sobre la posibilidad de ahorrar en vivienda. Este informe también habla de ahorros en hospitales, oficinas y museos.

El consumo energético de una vivienda depende en gran medida del clima de la zona en la que se encuentra. En este informe se ha utilizado de ejemplo una vivienda tipo de 100 m2 con clima atlántico. Este el consumo que se estima tiene una vivienda tipo con estas características:

Aunque se puede discrepar sobre los datos estadísticos en general son datos que podemos dar por bueno para hablar de forma general. Quiero poner el acento en el consumo que genera el standby de los equipos. Este consumo fantasma en algunas viviendas puede ser un consumo muy importante siendo necesario vigilarlos y controlarlo (hay muchos equipos que se pueden apagar por el pequeño uso anual que se hace de ellos).

Y ¿qué podemos hacer para ahorrar?. Pues aquí os dejo las medidas de ahorro que indica el informe.

Es importante decir que gran parte del despilfarro energético lo hacemos por un uso irracional de la energía. Esto vale tanto para empresas, como administraciones públicas como viviendas. El porcentaje de ahorro que se le asigna al “cambio de hábitos de los usuarios” me parece bajo, ya que este porcentaje es habitual encontrárnoslo en empresas con grandes consumos en maquinaria. En viviendas de lujo, es habitual tener porcentajes de ahorro superior al 10% en este concepto. Mi experiencia es que cuanto mayor es el poder económico mayor es el despilfarro energético o dicho de otra forma, cuanto más afecta la crisis a una empresa o una familia (parece que a la administración pública le da igual porque no toman medidas de forma genérica con la escusa de los presupuestos) menor es el potencial de ahorro que se consigue con esta medida.

El ahorro por “cambio de hábitos de los usuarios” puede ser en general más alta, aunque discutir de cifras en general no aporta nada. Si es importante tener en cuenta que con un uso racional de la energía podemos conseguir grandes ahorros. Lo principal es realizar el gasto energético con lógica:

  • No dejar las luces encendidas o la televisión cuando no se están utilizando.
  • En el caso de tener vitrocerámica, terminar de cocinar los alimentos con el calor residual de la placa una vez apagada.
  • Ventilar la vivienda en las horas más calurosas en invierno y las horas más frescas en verano. Siempre que sea posible.
  • A muchos nos gusta la bebida fría, especialmente en verano. Tomar bebidas frías en verano no es bueno para el cuerpo por el cambio de temperatura tan fuerte que sufre especialmente la garganta. Teniendo en cuanto esto y que cuanto más baja sea la temperatura de la nevera mas consumo tiene, un cambio de uso en este aspecto puede tener ahorros interesantes.

Como he dicho en numerosas ocasiones lo que no se puede medir no se puede mejorar. Gracias a la monitorización y el control de las instalaciones se pueden conseguir ahorros, al optimizar el uso de la instalación y detectando malos usos, que se solucionan con un cambio de hábitos. La mejor solución para un control total y un ahorro máximo es domotizar la vivienda, pero sería ingenuo si pensara que esto está al alcance de todas las viviendas. Un gran ahorro, con una inversión mínima, acorde con lo que dice el informe se puede conseguir con dos equipos básicos:

  • Gestor energético. Este equipo se instala en el cuadro eléctrico y permite controlar en cada momento el consumo eléctrico permitiendo detectar los consumos fantasmas y evitar sobre consumos innecesarios.
  • Centralita climatización. Esta centralita se puede configurar con diferentes programas de encendido y apagado y temperaturas. Además se puede cambiar la programación si fuera necesario desde un app de Android.

Hay muchos dispositivos en el mercado como estos. Si alguno esta interesado en adquirir alguno de estos dispositivos o ambos os recomiendo que os pongáis en contacto con Jacobo Perez de AICE en el siguiente correo: jacobo.perez@aice-energia.es. A él le he adquirido estos dispositivos cuando los he necesitado para algún proyecto en una vivienda.

Otro tema importante son las mejoras de aislamiento. Hay viviendas donde el ahorro por esta medida puede llegar al 40% de ahorro en climatización y agua caliente.

Los números en los que estoy menos de acuerdo es el de la iluminación, ya que mi experiencia personal es que se abusa mucho de los halógenos. La sustitución de halógenos por lámparas de bajo consumo o luminarias LED producen ahorros más importantes y Retornos de la inversión muchos menores. Aquellos que ya tengan instaladas lámparas de bajo consumo y la sustituyan por LED tendrán ahorros, pero el retorno de la inversión es alto.

Como conclusión final quiero dejar claro que el ahorro en viviendas es muy importante, comparable en muchos casos al ahorro que puede haber en comunidades de vecinos, oficinas, PYMES, empresas y administraciones públicas (las que mas despilfarro hacen).

Certificado energético y RITE

@cmdearcos
Grupo TIECs

 

Llevamos todo el fin de semana hablando por las redes sociales del Certificado energético desde que se publicó el Real Decreto 235/2013, especialmente del contenido y del coste del mismo.

Pero el mismo sábado de publicó también el Real Decreto 238/2013, por el que se modifican determinados artículos e instrucciones técnicas del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, aprobado por Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio.

Alguno os preguntareis ¿qué tiene que ver una cosa con la otra?. Pues en un primer vistazo nada, por eso no hemos hablado de este tema en las redes sociales. Pero cuando profundizas en el nuevo real decreto te encuentras con lo siguiente:

Tras la realización de la inspección se emitirá un informe que incluirá la calificación del estado de la instalación así como recomendaciones para mejorar en términos de rentabilidad de la eficiencia energética de la instalación inspeccionada, dichas recomendaciones podrán incorporarse al certificado de eficiencia energética del edificio.”.

Teniendo en cuenta que las inspecciones que se indican en el RITE para los sistemas de calefacción y ACS pasan a ser los de la siguiente tabla:

Y para los sistemas de aire acondicionado cuyo generador de frío posea una potencia útil nominal instalada igual o mayor que 12 kW, es de 5 años, cobra un mayor sentido esta parte del Real Decreto 235/2013 sobre certificado energético: “El propietario del edificio será responsable de la renovación o actualización del certificado de eficiencia energética conforme a las condiciones que establezca el órgano competente de la Comunidad Autónoma. El propietario podrá proceder voluntariamente a su actualización, cuando considere que existen variaciones en aspectos del edificio que puedan modificar el certificado de eficiencia energética.

Son las empresas de inspecciones de sistemas de climatización y ACS las que deben hacer un esfuerzo para incluir recomendaciones realistas desde el punto de vista técnico-económico que permitan mejorar la eficiencia energética de las instalaciones y el ahorro y aunque el certificado energético es válido para 10 años, cobrando mucho sentido que si se realizan las modificaciones propuestas después de dichas inspecciones actualizar el certificado.

Espero que en breve salgan las condiciones para la renovación o actualización del certificado de eficiencia energética por parte de las Comunidades Autónomas. Sería interesante que las comunidades autónomas obligaran a las administraciones públicas que tengan obligación de tener el Certificado energético que actualicen dichos certificado en el caso que se hayan realizado modificaciones en las instalaciones de climatización y ACS, siempre que sean de envergadura.

Cada vez es más complicado gestionar todas cada una de las reglamentaciones en materia de eficiencia energética que afectan a las instalaciones de una comunidad de vecinos y requieren más conocimientos técnicos para interpretarla adecuadamente. Actualmente los administradores de fincas están resolviendo los problemas de las instalaciones de sus comunidades caso por caso y no de forma global. Poco a poco empieza a calar la idea de que es necesario tener una visión global de toda la reglamentación en eficiencia energética y que sale más económico, tanto al administrador como a las comunidades que gestiona la contratación de un gestor energético que le asesoré sobre estos temas, le permita ahorrar en consumo energético y le evite posibles sanciones a las comunidades.

Actualmente tenemos encima de la mesa las siguientes normativas (junto con sus recientes modificaciones) que son de aplicación a las comunidades de vecinos:

  • Inspecciones técnicas de edificios.
  • Inspecciones periódicas de instalaciones eléctricas de baja tensión (zona comnues, alumbrado exterior, piscina, etc.). Antes del 18 de septiembre todas los edificios de mas de 10 años y de 25 viviendas o mas deben de pasar al menos la de zonas comunes.
  • RITE.
  • Certificado energético.
  • Autoconsumo.

Una buena gestión de estas normativas evitará problemas y conseguirá importantes ahorros.

 

@cmdearcos
Grupo TIECs

Plan rehabilitación 2013-2016

@cmdearcos
Grupo TIECs

Hoy ha salido publicado en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto 233/2013, de 5 de abril, por el que se regula el Plan Estatal de fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria, y la regeneración y renovación urbanas, 2013-2016.

Entre los objetivos de este plan quiero destacar los siguientes:

Contribuir a que los deudores hipotecarios para la adquisición de una vivienda protegida puedan hacer frente a las obligaciones de sus préstamos hipotecarios.

Mejorar la calidad de la edificación y, en particular, de su eficiencia energética, de su accesibilidad universal, de su adecuación para la recogida de residuos y de su debida conservación. Garantizar, asimismo, que los residuos que se generen en las obras de rehabilitación edificatoria y de regeneración y renovación urbanas se gestionen adecuadamente, de conformidad con el Real Decreto 105/2008, de 1 de febrero, por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición.

Contribuir a la reactivación del sector inmobiliario, desde los dos elementos motores señalados: el fomento del alquiler y el apoyo a la rehabilitación de edificios y a la regeneración urbana.

Para la consecución de todos los objetivos fijados en el plan se han estructura los siguientes programas:

  1. Programa de subsidiación de préstamos convenidos.
  2. Programa de ayuda al alquiler de vivienda.
  3. Programa de fomento del parque público de vivienda de alquiler.
  4. Programa de fomento de la rehabilitación edificatoria.
  5. Programa de fomento de la regeneración y renovación urbanas.
  6. Programa de apoyo a la implantación del informe de evaluación de los edificios.
  7. Programa para el fomento de ciudades sostenibles y competitivas.
  8. Programa de apoyo a la implantación y gestión del Plan.

Me ha parecido curioso y por eso quiero destacarlo como el propio Real Decreto se hace marketing a si mismo: “Hay que destacar, por su novedad y por el efecto de innovación y demostración que con él se persigue, el programa para el fomento de ciudades sostenibles y competitivas”.

La gestión del plan será realizado por las comunidades autónomas, lo que de facto significa diferentes criterios y papeles en cada comunidad. Es el caso típico de “me gustaría equivocarme”, pero el pasado reciente me hace pensar que las personas que trabajamos a nivel nacional tengamos que aprendernos más de un procedimiento.

En este primer artículo sobre este plan voy a centrarme en algunos de los programas más relacionados con las TIECs.

Programa de fomento de la rehabilitación edificatoria

Los objetivos de este programa son:

La financiación de la ejecución de obras y trabajos de mantenimiento e intervención en las instalaciones fijas y equipamiento propio, así como en los elementos y espacios privativos comunes, de los edificios de tipología residencial colectiva, que cumplan los siguientes requisitos:

a) Estar finalizados antes de 1981.

b) Que, al menos, el 70% de su superficie construida sobre rasante tenga uso residencial de vivienda.

c) Que, al menos el 70% de las viviendas constituyan el domicilio habitual de sus propietarios o arrendatarios.

Excepcionalmente, se admitirán en este programa edificios que, sin cumplir las condiciones anteriores:

a) Presenten graves daños estructurales o de otro tipo, que justifiquen su inclusión en el Programa.

b) Tengan íntegramente como destino el alquiler, durante, al menos 10 años a contar desde la recepción de la ayuda. La fecha de la recepción de la ayuda se hará constar en el Registro de la Propiedad mediante nota marginal extendida en el folio registral de cada una de las fincas que vaya a ser destinada al alquiler. El incumplimiento de esta obligación dará lugar a la devolución de las ayudas obtenidas, con sus correspondientes intereses legales. Esta nota registral podrá ser cancelada a instancia de cualquier titular de un derecho sobre la finca transcurridos 10 años desde su fecha, o mediante el documento que acredite la previa devolución de las ayudas percibidas.

Serán objeto de este programa las actuaciones en los edificios indicados que se dirijan a:

a) Su conservación.

b) La mejora de la calidad y sostenibilidad.

c) Realizar los ajustes razonables en materia de accesibilidad.

Quiero destacar en este programa entre las acciones subvencionables las siguientes:

Las que se realicen en las instalaciones comunes de electricidad, fontanería, gas, saneamiento, recogida y separación de residuos y telecomunicaciones, con el fin de adaptarlas a la normativa vigente.

La mejora de la envolvente térmica del edificio para reducir su demanda energética de calefacción o refrigeración, mediante actuaciones de mejora de su aislamiento térmico, la sustitución de carpinterías y acristalamientos de los huecos, u otras, incluyendo la instalación de dispositivos bioclimáticos. En todo caso, deberá cumplirse como mínimo lo establecido en el Documento Básico del Código Técnico de la Edificación DB-HE1.

La instalación de sistemas de calefacción, refrigeración, producción de agua caliente sanitaria y ventilación para el acondicionamiento térmico, o el incremento de la eficiencia energética de los ya existentes, mediante actuaciones como: la sustitución de equipos de producción de calor o frío, la instalación de sistemas de control, regulación y gestión energética, contadores y repartidores de costes energéticos para instalaciones centralizadas de calefacción; el aislamiento térmico de las redes de distribución y transporte o la sustitución de los equipos de movimiento de los fluidos caloportadores; la instalación de dispositivos de recuperación de energías residuales; la implantación de sistemas de enfriamiento gratuito por aire exterior y de recuperación de calor del aire de renovación, entre otros.

La instalación de equipos de generación o que permitan la utilización de energías renovables como la energía solar, biomasa o geotermia que reduzcan el consumo de energía convencional térmica o eléctrica del edificio. Incluirá la instalación de cualquier tecnología, sistema, o equipo de energía renovable, como paneles solares térmicos, a fin de contribuir a la producción de agua caliente sanitaria demandada por las viviendas, o la producción de agua caliente para las instalaciones de climatización.

La mejora de la eficiencia energética de las instalaciones comunes de ascensores e iluminación, del edificio o de la parcela, mediante actuaciones como la sustitución de lámparas y luminarias por otras de mayor rendimiento energético, generalizando por ejemplo la iluminación LED, instalaciones de sistemas de control de encendido y regulación del nivel de iluminación y aprovechamiento de la luz natural.

La mejora de las instalaciones de suministro e instalación de mecanismos que favorezcan el ahorro de agua, así como la implantación de redes de saneamiento separativas en el edificio y de otros sistemas que favorezcan la reutilización de las aguas grises y pluviales en el propio edificio o en la parcela o que reduzcan el volumen de vertido al sistema público de alcantarillado.

La mejora o acondicionamiento de instalaciones para la adecuada recogida y separación de los residuos domésticos en el interior de los domicilios y en los espacios comunes de las edificaciones.

Las que mejoren el cumplimiento de los parámetros establecidos en el Documento Básico del Código Técnico de la Edificación DB-HR, protección contra el ruido.

El acondicionamiento de los espacios privativos de la parcela para mejorar la permeabilidad del suelo, adaptar la jardinería a especies de bajo consumo hídrico, optimizar los sistemas de riego y otras actuaciones bioclimáticas.

Aunque existen ciertos condicionantes la cuantía máxima de las subvenciones a conceder por edificio, no podrá superar el importe de multiplicar 11.000 euros por cada vivienda y por cada 100 m2 de superficie útil de local (12.100 euros cuando se trate de edificios declarados bienes de interés cultural, catalogados o que cuenten con protección integral en el instrumento de ordenación urbanística correspondiente).

Programa de fomento de la regeneración y renovación urbanas

Los objetivos de este programa son:

La realización conjunta de obras de rehabilitación en edificios y viviendas, de urbanización o reurbanización de espacios públicos y, en su caso, de edificación en sustitución de edificios demolidos, dentro de ámbitos de actuación previamente delimitados.

Estas obras se realizarán con la finalidad de mejorar los tejidos residenciales, y recuperar funcionalmente conjuntos históricos, centros urbanos, barrios degradados y núcleos rurales.

Entre las acciones subvencionables quiero destacar:

La ejecución de obras o trabajos de mantenimiento e intervención en edificios y viviendas, instalaciones fijas, equipamiento propio y elementos comunes, a fin de adecuarlos a la normativa vigente. Se podrán incluir los honorarios de los profesionales, el coste de redacción de proyectos, informes técnicos y certificados necesarios, así como los gastos derivados de la tramitación administrativa, siempre que todos ellos estén debidamente justificados.

La ejecución de las siguientes obras de mejora de la calidad y sostenibilidad del medio urbano:

Obras de urbanización y reurbanización material de los espacios públicos tales como pavimentación, jardinería, infraestructuras, instalaciones, servicios de abastecimiento de agua, saneamiento, suministro energético, alumbrado, recogida, separación y gestión de residuos, telecomunicaciones y utilización del subsuelo.

Obras destinadas a mejorar la eficiencia ambiental en materia de agua, energía, uso de materiales, gestión de residuos y protección de la biodiversidad.

En el ámbito de la energía, las de mejora de la eficiencia energética en edificación y en servicios urbanos, las de implantación de energías renovables y sistemas de climatización centralizada o de distrito, las de fomento de la movilidad sostenible y, en general, todas aquéllas otras destinadas a reducir la demanda energética, reducir las emisiones de gases contaminantes y aumentar el uso de energías renovables.

Sin entrar en todo el detalle de las cuantías y para que sirva de orden de magnitud, la cuantía máxima de las ayudas se calculará multiplicando el número de viviendas por las ayudas unitarias establecidas:

  • Hasta 11.000 euros por cada vivienda objeto de rehabilitación.
  • Hasta 30.000 euros por cada vivienda construida en sustitución de otra previamente demolida.

Si habéis llegado hasta este punto de mi artículo no puedo más que daros las gracias por el interés. Revisando el texto veo que me está saliendo muy largo y es el momento de cortar aquí y seguir con otros programas en diferentes artículos.

Todas aquellas personas que quieran acceder a las ayudas y entrar en más detalles de este nuevo plan estaré encantado que pongan en contacto conmigo a través de Twitter.

@cmdearcos
Grupo TIECs

Inspecciones periódicas en comunidades de vecinos

@cmdearcos
Grupo TIECs

 
El pasado 2 de agosto salió publicado una resolución de dirección general de industria de la comunidad de madrid donde con el objetivo de aclarar el procedimiento de inspección periódica de las instalaciones comunes en edificios de viviendas y unificar criterios entre todos los actores que intervienen en las inspecciones.

He recibido muchas peticiones de aclaración sobre esta resolución por parte de instaladores electricistas, comunidades de vecinos con las que trabajo y gestores de fincas. Empiezo a dudar que se haya conseguido el objetivo de la resolución. He decidido escribir esta entrada por si puedo ayudar a la correcta aplicación de esta normativa.

Quiero empezar haciendo una crítica a las administraciones regionales. En esta entrada voy a hablar de la resolución de la comunidad de madrid, lo que implicitamente significa que hay una normativa para cada comunidad autónoma en materia de seguridad industrial (al menos en lo referente al Reglamente Electrotécnico de Baja Tensión, REBT). Esta situación nos perjudica mucho a los profesionales que estamos en contacto con instalaciones objeto de la ley de seguridad industrial, ya que el simple hecho de que cada comunidad autónoma pida papeles diferentes nos obliga a perder mucho tiempo en aprender procedimientos burocráticos. Especialmente por la situación de crisis que estamos pasando, deberían las administraciones públicas simplificar los procedimientos administrativos empezando por unificar criterios y “papeleo” a nivel nacional.

Lo primero que debo decir es que TODOS los edificios con una potencia total instalada de 100 kW que sean anteriores al 18 de septiembre de 2003 deben pasar una inspección periódica de las instalaciones comunes de baja tensión antes del 18 de septiembre de 2013.

Los problemas típicos que se suelen plantean son:

  • Mi comunidad tiene 3 edificios. ¿Tiene que realizar la inspección?.
  • ¿Cómo sé que mi comunidad supera los 100 kW si el único contrato que está a su nombre dice que tiene una potencia contratada de 6,9 kW?.

El objetivo de esta resolución es aclarar estas dudas y unificar criterios para la realización de las inspecciones. La propia resolución reconoce la “dificultad inherente” de identificar los edificios de más de 100 kW. La Comunidad de Madrid ha mandado 25.000 cartas a comunidades de vecinos indicándoles que tienen que realizar la inspección por tener más de 100 kW de potencia instalada. Estas 25.000 comunidades son un muestreo del parque de comunidades que deben realizar la inspección, pero lo que podemos asegurar en un 99,9% es que aquellas comunidades de vecinos que hayan recibido la carta tienen que hacerlo.

La propia resolución da un dato estadístico muy interesante: el 70% del parque de viviendas existentes en la comunidad de Madrid se realizaron con el reglamento de 1973 (que terminó de aplicarse el 17 de septiembre de 2003). También reconoce la dificultad de encontrar documentación técnica de las instalaciones en dichas comunidades. En este sentido describe la realidad que nos encontramos diariamente en todo tipo de instalaciones eléctricas.

La resolución (en negrita con mis comentarios en rojo) nos aclara quien debe hacer la inspección:

Se considera que deberán realizar la inspección periódica de las instalaciones eléctricas comunes cada diez años los edificios destinados a viviendas que dispongan de 25 o más suministros para viviendas (se excluyen los suministros para otros servicios generales o resto de servicios comunes). Lo que se va a inspeccionar son las zonas comunes, no las viviendas, pero a la hora de computo de los 100 kW solo se tienen en cuenta el número de viviendas.

En el caso de edificios destinados principalmente a viviendas y que dispongan de locales se aplicará el mismo criterio, computándose también los suministros para los locales existentes. Un local computa como una vivienda.

A los efectos de las presentes instrucciones, se considera edificio como la construcción que dispone de instalaciones de enlace (caja general de protección, línea o líneas generales de alimentación, centralización o centralizaciones de contadores, etcétera) con un solo titular y CIF (comunidad de propietarios o propietario del edificio), sin perjuicio de que este edificio pueda estar integrado con otros en un bloque de edificios que compartan otros servicios comunes tales como piscina, garaje, etcétera. Aunque la resolución habla de edificios deberíamos hablar de comunidades de vecinos (que son lo que tienen el CIF). La regla es un CIF con 25 viviendas y locales o más.

Los servicios comunes que deben ser objeto de inspección periódica cada diez años comprenden:

  • Las instalaciones de enlace (instalaciones que unen la caja o cajas generales de protección, incluida estas, con las instalaciones interiores o receptoras del usuario, excluidas estas).
  • Las instalaciones correspondientes a los servicios generales del edificio (alimentación eléctrica de ascensores, aparatos elevadores, centrales de calor y frío, grupos de presión, alumbrados, etcétera).
  • El resto de las posibles instalaciones comunes asociadas a los edificios de viviendas (piscina, garaje, alumbrado exterior, etcétera). En el caso de que estas últimas estén obligadas a realizar inspección periódica específica cada cinco años de acuerdo a su tipicidad, se procurará hacerla coincidir con la inspección decenal de las instalaciones comunes. La resolución aconseja que aquellas instalaciones particulares que estén obligadas a inspeccionar cada 5 años es conveniente hacerlas coincidir con las inspecciones de zonas comunes que son cada 10. Me sumo a este consejo porque minímiza los costes de las inspecciones y facilita el trabajo de los gestores de fincas.

Por lo que se refiere al plazo en el que es exigible la inspección periódica citada, teniendo en cuenta que el Real Decreto 842/2002 entró en vigor el 18 de septiembre de 2003, se considerarán los plazos siguientes:

Aquellas instalaciones cuya legalización sea anterior al 18 de septiembre de 2003, antes del 18 de septiembre de 2013. Al menos una 70% del parque de viviendas, según la propia resolución.

Para las legalizadas con posterioridad al 18 de septiembre de 2003, transcurridos diez años desde su fecha de legalización.

Para las inspecciones periódicas sucesivas se considerarán diez años desde la fecha de la última inspección.

La resolución termina con un listado de posibles defectos que pueden aparecer en la inspección. No voy a entrar en explicar estos defectos, ya que será el Organismo de Control Autorizado (OCA) que haga la inspección la que nos indicará los defectos de la instalación y el tiempo que por normativa tiene la comunidad para subsanarlo. Como norma general aconsejo no hacer ninguna modificación de las instalaciones hasta que no se pasé la inspección, por muy mal que estén. Si están muy mal lo que aconsejo es que se pase la inspección lo antes posible. La OCA no multará directamente a las instalaciones que no cumplan con la normativa, si no que les dará un tiempo legal para subsanar los defectos antes de mandar el informe a la comunidad autónoma. Si pasado dicho tiempo no se ha subsanado y vuelto a pasar la OCA, esta tiene por obligación que mandar el informe negativo a la comunidad y será en ese momento cuando llegará la sanción.

Quiero comentar que muchos de los defectos que pueden encontrar la OCA tienen diferentes soluciones. Voy a poner un ejemplo con el defecto SC-8.5 “Estado general inadecuado de las luminarias”. Imaginemos por un momento que la OCA indica que nuestra instalación tiene este defecto, siendo la solución la sustitución o reparación de las luminarias. Es muy posible que la reparación , a priori, sea la solución más barata, pero en función de la tecnología de las lámparas (bombillas) la solución más barata en el ciclo de vida de la instalación puede ser la sustitución. Si la comunidad de vecinos dispone de lámparas de Vapor de Mercurio, debe saber que estas lámparas ya no son legales y que hay un calendario en el que se prohíbe su venta, por lo que una reparación de las luminarias con esta tecnología implicará en el corto tiempo la sustitución de la luminaria. Además hay tecnologías actuales que consumen muy poca electricidad dando la misma luz, por lo que aconsejo a todas aquellas comunidades que requieran subsanar temas de alumbrado exterior se plantee la posibilidad de poner nuevas tecnologías lumínicas y por un coste inicial mayor, obtener ahorros.

La OCA solo va a hablar de seguridad industrial, al menos en las comunidades de vecinos. Yo os aconsejo que si tenéis que hacer alguna inversión para solucionar defectos os planteéis la posibilidad de aumentar la eficiencia energética en el mismo momento que aumentáis la seguridad de las instalaciones. De esta forma conseguiréis ahorros con mínimas inversiones.

El potencial de ahorro de las comunidades de vecinos es muy alta. Pequeñas inversiones aprovechando está revisión periódica (su subsanación) ayudará a atenuar las fuertes subidas de la energía en los últimos años.

Espero que os haya ayudado esta entrada.

 

@cmdearcos
Grupo TIECs