Archivo de la etiqueta: RD 235/2013

Respuestas a preguntas frecuentes sobre el certificado energético 8/07/2013

@cmdearcos
Grupo TIECs

El Ministerio de Industria ha publicado el pasado 8 de junio de 2013 un documento de respuestas a preguntas frecuentes. A continuación sintetizo aquellas respuestas más importantes, según mi experiencia.

¿Quién puede realizar el certificado energético?. Sin perjuicio de lo que establezca la orden ministerial que establece la disposición adicional cuarta del Real Decreto 235/2013, los técnicos competentes para realizar un certificado energético son:

  • Ingeniero Aeronáutico
  • Ingeniero Agrónomo
  • Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos
  • Ingeniero Industrial
  • Ingeniero de Minas
  • Ingeniero de Montes
  • Ingeniero Naval y Oceánico
  • Ingeniero de Telecomunicación
  • Ingeniero Técnico Aeronáutico
  • Ingeniero Técnico Agrícola
  • Ingeniero Técnico Forestal
  • Ingeniero Técnico Industrial
  • Ingeniero Técnico de Minas
  • Ingeniero Técnico Naval
  • Ingeniero Técnico de Obras Públicas
  • Ingeniero Técnico Telecomunicación
  • Ingeniero Técnico Topógrafo

¿Qué se entiende por reformas importantes?. Según el punto 2f del artículo 2 del procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios los edificios que se compren para reformas importantes están exentos de realizar el certificado energético y se entiende reforma importante aquellas donde se renueve más del 25% del total de su envolvente, o la totalidad de las instalaciones térmicas o se cambie el tipo de combustible.

¿Cuándo deben los edificios de titularidad pública, ocupados por una autoridad pública y que sean frecuentados habitualmente por el público, obtener el certificado de eficiencia energética y exhibir la etiqueta de eficiencia energética?. Los edificios de titularidad pública, ocupados por una autoridad pública y que sean frecuentados habitualmente por el público, deberán disponer del certificado de eficiencia energética y exhibir la etiqueta de eficiencia energética a partir del 1 de Junio de 2013, cuando su superficie útil total sea superior a 500 m2. Y a partir del 9 de julio de 2015 cuando su superficie útil sea superior a 250 m2. La determinación de si son frecuentados habitualmente por el público la determinará la autoridad responsable del edificio, que deberá tener en consideración tanto si se produce una presencia importante de personas ajenas al edificio, motivada por la necesidad realizar trámites o gestiones de cualquier índole como el valor ejemplarizante de esta exhibición ante los ciudadanos.

¿Cuándo deben los edificios de alquiler, ocupados por una autoridad pública y que sean frecuentados habitualmente por el público obtener el certificado de eficiencia energética y exhibir la etiqueta de eficiencia energética?. Los edificios de alquiler, tanto de nueva construcción como existentes, ocupados por una autoridad pública y que sean frecuentados habitualmente por el público, deberán disponer del certificado de eficiencia energética y exhibir la etiqueta de eficiencia energética a partir del 31 de diciembre de 2015, cuando su superficie útil total sea superior a 250 m2.

¿Cuándo deben exhibir la etiqueta de eficiencia energética los edificios de titularidad privada que dispongan de una superficie útil total superior a 500 m2 y que sean frecuentados habitualmente por el público?. Los edificios de titularidad privada que dispongan de una superficie útil total superior a 500 m2 y que sean frecuentados habitualmente por el público deberán obtener el certificado de eficiencia energética cuando se construyan, vendan o se alquilen. Cuando estos edificios dispongan del certificado de eficiencia energética tendrán la obligación de exhibir la etiqueta de eficiencia energética a partir del 1 de junio de 2013.

¿Se debe entregar el original del certificado cuando se venda una unidad del edificio de un bloque?. Sí, cuando se venda una unidad o parte de un edificio en bloque se podrá, a efectos de esta normativa, hacer uso de:

a) certificado de eficiencia energética de la unidad o parte de un edificio. Este certificado se podrá obtener calificando la unidad en sí misma, de forma independiente o calificando todo el edificio completo. En cualquier caso, la referencia catastral será la de la unidad del edificio y se deberá poner a disposición del adquiriente este certificado, tal y como se establece en el artículo 14 del Real Decreto 235/2013.

b) certificado de eficiencia energética del edificio completo. En este certificado constará la referencia catastral de todo el edificio, y será suficiente con la entrega de una copia del certificado.

¿Debe estar registrado el certificado de eficiencia energética de un edificio para tener validez legal?. La validez del certificado se produce una vez firmado por el técnico competente, no obstante, según el artículo 5.6 del Real Decreto 235/2013, “el certificado de eficiencia energética del edificio debe presentarse, por el promotor, o propietario, en su caso, al órgano competente de la Comunidad Autónoma en materia de certificación energética de edificios, para el registro de estas certificaciones en su ámbito territorial”., Además de lo anterior, es preciso recordar que tanto el modelo de certificado aprobado como el de etiqueta deben contener el número de registro asignado por la Comunidad Autónoma. La solicitud de presentación en el registro o ante el órgano competente de la Comunidad Autónoma servirá provisionalmente como código de registro en tanto el órgano competente de la Comunidad Autónoma no facilite el número de registro oficial. Todo ello sin perjuicio de que la Comunidad Autónoma pueda establecer, en la normativa que desarrolle este Real Decreto, otras exigencias o requisitos al respecto.

¿En el momento de ofertar o publicitar un edificio o unidad del edificio dirigida a la venta o alquiler, es necesario disponer del certificado de eficiencia energética o bastaría con la calificación de eficiencia energética expresa en la etiqueta de eficiencia energética?. Sí, es necesario disponer del certificado de eficiencia energética suscrito por el técnico competente y de la etiqueta de eficiencia energética.

¿Está permitido modificar el tamaño de la etiqueta de eficiencia energética en la publicidad de la venta o alquiler de los edificios?. Aunque el modelo de etiqueta aprobado establece un formato y tamaño con unas dimensiones normalizadas, para la inclusión de la etiqueta de eficiencia energética en la publicidad de venta o alquiler de edificios, se permite el reducir o agrandar la etiqueta siempre que se mantenga el formato y las proporciones establecidas y sea legible.

También se permitirá que, manteniendo el formato y las proporciones, se muestren solo las escalas y los valores de la etiqueta como se muestra en la siguiente figura:

 

En la publicidad debe constar la etiqueta de eficiencia energética, permitiéndose mostrar solo las escalas y los valores en los folletos o portales inmobiliarios, y solo mencionar la calificación en los anuncios de prensa. En los carteles de venta o alquiler que se colocan en el exterior de los edificios, y en los que solo aparece un teléfono de contacto no es necesario que aparezca la calificación energética. Todo ello sin perjuicio de que la Comunidad Autónoma pueda establecer, en la normativa que desarrolle este Real Decreto, otras exigencias o requisitos al respecto.

¿El propietario de un apartamento de vacaciones que tiene intención de publicitarlo en alquiler para este uso temporal, debe incluir la etiqueta energética en su oferta?. No, de acuerdo con el apartado 2.g) del artículo 2 del Real Decreto, no tiene obligación de incluir la etiqueta en su oferta publicitaria.

¿El propietario de un apartamento que ha sido utilizado normalmente como residencia temporal de uso vacacional y tiene intención de publicitarlo para su venta, debe incluir la etiqueta energética en su oferta?. Sí, de acuerdo con el artículo 5 del Real Decreto 235/2013 es el promotor o propietario del edificio o parte del mismo el responsable de encargar la realización del certificado de eficiencia energética del edificio y de mostrar la etiqueta en toda oferta, promoción o publicidad dirigida a la venta del edificio o parte del mismo. Por tanto como el vendedor desconoce la utilidad que piensa darle el potencial comprador, deberá incluir la etiqueta en la oferta.

Os adjunto el documento completo por si es de vuestro interés: RESPUESTAS A PREGUNTAS FRECUENTES CEE_08 07 13_

@cmdearcos
Grupo TIECs

Toma de datos certificado energético

@cmdearcos
Grupo TIECs

 

Hace unas semanas publique un artículo donde hablaba sobre qué es un certificado energético. En este quiero hablar de dos ideas:

  • Qué datos son necesarios para realizar un certificado energético.
  • Certificado energético no obligatorio.

Aquí os dejo el manual de usuario del programa CE3X, el cual utilizo de base en este artículo para explicar qué dato son necesarios para realizar un certificado energético.

Antes de realizar la toma de datos in situ para la realización de un certificado es aconsejable (según el propio texto del manual), por no decir imprescindible, disponer de la siguiente información:

  • Año de construcción.
  • Orientación.
  • Plano parcelario.
  • División horizontal.
  • Dimensiones exteriores.
  • Etc.

También es aconsejable disponer de un plano de la vivienda y el libro del edificio. Si además está en formato electrónico (autocad y pdf, por ejemplo), mucho mejor.

Con toda esta información el certificador preparará la visita al edificio para realizar en una sola visita y de la forma más rápida posible la toma de datos necesaria para la certificación.

Quiero reproducir dos párrafos que vienen en el manual que me parecen interesantes de mencionar para tranquilidad de los clientes: “Al realizar la visita, los certificadores deben cumplir con todas las leyes de seguridad y de salud, debiendo tener las debidas precauciones para la obtención de datos. Todas las visitas deben ser no-destructivas, a no ser que la propiedad lo solicite expresamente.

 Nota: a modo de ejemplo, el certificador no debe taladrar las paredes para confirmar su composición constructiva, o levantar el entarimado para confirmar el aislamiento del suelo, etc.

Cuanto mejor sea la calidad de la información recogida mucho mejor será el certificado. Pero, ¿A quién le importa la calidad del certificado?.

Desde que salió publicado el RD 235/2013 no se ha parado de escribir en las redes sociales sobre el tema: precios del certificado, quién lo solicita, quién lo va a utilizar …

Desde mi punto de vista, la parte más importante del certificado energético no es la clasificación energética del certificado. Lo más importante de un certificado energético son las medidas que proponen para mejorar dicha clasificación. Supongamos que una vivienda tiene una clasificación G, la más baja. Si alguien va a vender o alquilar esta vivienda y además del precio y su ubicación le preocupa el coste energético de la misma estará interesado en las posibles mejoras y sobre todo en su coste inicial de las mismas, para realizar una negociación con la propiedad. Pero si es la propiedad la que pide el certificado para alquilar o vender la vivienda y su único interés es pagar lo menos posible por el certificado (en muchas redes sociales se habla de que le certificado es un nuevo impuesto), qué calidad se puede esperar de dicho certificado.

Tengo que indicar que mis compañeros certificadores, y yo mimos, haremos el mejor trabajo posible. Pero si un certificado tiene un precio de 300 € y las inmobiliarias (o el cliente particular) quieren pagar 90 € por dicho certificado (la visita a la vivienda casi vale eso), este será de mínimos. Cuando un certificado se pide para alquilar o vender una vivienda, la persona o empresa que paga el certificado no se va a beneficiar de las mejoras planteadas.

¿Tiene sentido que un particular pida un certificado energético de su vivienda cuando no tiene intención de vender o alquilar su vivienda?. La respuesta es sí. El potencial de ahorro que tienen las viviendas es muy alto y comenzar con un buen certificado asegura maximizar el ahorro energético.

Es posible certificar todo un edificio y no solo una vivienda en concreto. En dicho caso el precio por vivienda baja mucho y todos los vecinos de la comunidad tendrían una magnifica herramienta para conseguir ahorros.

El certificado energético no entra en la evaluación del gasto energético de las zonas comunes de las comunidades de vecinos (garajes, pasillos, alumbrado exterior, piscina, ascensores, etc.). El potencial de ahorro de las comunidades de vecinos también es muy alto y al igual que ocurre con las viviendas es importante realizar un estudio previo para valorar dicho potencial. El coste inicial de algunos de estos servicios puedes ser gratuitos.

Este año se ha producido un auge en la instalación de soluciones de energías renovables para viviendas, especialmente en biomasa. Un buen certificado energético independiente de la empresa instaladora (o fabricante) ayudará al dueño de la vivienda a evaluar las diferentes soluciones de energías renovables.

 

@cmdearcos
Grupo TIECs